Productividad y Productividad Laboral:
su importancia para las MIPYMES y para México

Objetivo: Usted conocerá el significado de la Productividad y de la Productividad Laboral para entender por qué es importante que su empresa sea cada vez más productiva en beneficio de todos.

Las MIPYMES y su importancia en la economía nacional.

Las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) son sumamente importantes para el crecimiento económico del país, porque gracias a ellas se generan muchos empleos y se produce una gran cantidad de bienes y servicios.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México existen aproximadamente 4 millones de negocios y empresas. De éstas, 9 de cada 10 son MIPYMES, las cuales generan cerca de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) y 7 de cada 10 empleos.

Para tener una idea más clara de lo importante que son estas empresas para el país, supongamos por un momento que todas las MIPYMES mexicanas desaparecen. En ese caso, 7 de cada 10 personas que hoy tienen un empleo, se quedarían sin trabajo y más de la mitad de los productos y servicios que utilizamos comúnmente dejarían de ser producidos en el país.

Por esa razón, es fundamental que las MIPYMES existan, que sean cada vez más productivas y que las personas que trabajan en ellas también lo sean, lo que implica que todos, pero particularmente los empresarios y trabajadores, conozcan lo que es la productividad y la productividad laboral.

¿Qué es la Productividad?

Seguramente, cuando usted se decidió a emprender un negocio, tenía claro que necesitaba invertir dinero y esfuerzo para que ese negocio le permitiera obtener ganancias. Usted sabía que su empresa necesitaba generar un nivel de ingresos superior al de los costos, porque de lo contrario la empresa tendría que cerrar.

Precisamente, la productividad consiste en generar un nivel de ingresos cada vez mayor y al mismo tiempo reducir, en la medida de lo posible, los costos en que incurre su empresa para generar y vender los productos o servicios que proporciona a sus clientes.

La productividad es, sencillamente, aprovechar al máximo posible los recursos que necesita su empresa para llevar a cabo sus actividades de manera exitosa.

Por ejemplo, una panadería necesita diferentes recursos para producir las distintas piezas de pan que la gente compra. Entre esos recursos se encuentran:

• Harina, margarina, polvo para hornear, levadura, huevo, sal, azúcar, etc., que son los insumos o materias primas.
• Agua, que corresponde a los recursos naturales.
• Equipo como los hornos que a su vez requieren de gas y luz para hornear el pan, que corresponden al capital y a los recursos energéticos, respectivamente.
• Mano de obra de los panaderos, reposteros, cajeros, afanadores, etc., que representan a los recursos humanos, cuya organización es responsabilidad del empresario (administración o gerencia).

Todos esos recursos son los que deben aprovecharse al máximo para que esa empresa sea cada vez más productiva.

Si una empresa aprovecha sus recursos, gana productividad. Pero si los desperdicia, pierde productividad y con ello la posibilidad de obtener mayores ganancias.

Para ilustrar lo anterior, analicemos dos cuestiones relativas a la panadería del caso presentado:

1) En julio de 2014, la panadería aprovecha al máximo sus recursos, es productiva e incrementa sus ganancias.

• La panadería va a producir 1,500 bolillos diarios y por cada bolillo los clientes pagan $2.00. Si la panadería vende todos los bolillos, obtendrá $3,000.00 de ingreso cada día.

• La empresa aprovecha lo más posible sus recursos, por lo que mide con precisión las cantidades exactas que requiere para producir los bolillos y se asegura de utilizar únicamente esas cantidades. Los trabajadores hacen su mejor esfuerzo y no se desaprovecha nada.

• Para producir los 1,500 bolillos diarios la panadería necesita lo siguiente:

*Adicionalmente, incluimos costos indirectos de la panadería como pueden ser los servicios (agua, luz, teléfono, etc.), entre otros (artículos de limpieza, gasolina, etc.).

• Si la panadería gasta $2,231.30 en recursos diarios para producir 1,500 bolillos al día y al venderlos obtiene un ingreso de $3,000.00, sabemos que su ganancia es de $768.70, es decir:

2) En agosto de 2014, la panadería no aprovecha al máximo sus recursos y pierde productividad, por lo que reduce sus ganancias.

• La panadería puede producir también 1,500 bolillos y por cada bolillo los clientes también pagan $2.00. Si la panadería vende todos los bolillos, obtiene al igual que en el caso anterior, $3,000.00 de ingreso cada día.

• Para producir esos 1,500 bolillos, la panadería necesita los mismos recursos que en julio porque se trata del mismo producto (bolillo). Sólo que en este mes (agosto 2014), la empresa no se ha preocupado por medir con precisión las cantidades exactas que requiere de cada recurso y no se asegura de utilizar únicamente esas cantidades. Los trabajadores no hacen su mejor esfuerzo y la panadería desaprovecha recursos.

• Como la empresa no aprovecha al máximo sus recursos, sus costos se incrementan comparados con los de julio de 2014 y su productividad disminuye:

• La panadería gasta $2,574.35; esto es más dinero que lo que gastó en julio. Además, como no fue productiva en agosto, logró producir únicamente 1,300 bolillos diarios en lugar de los 1,500 que tenía planeado. Al vender esos 1,300 bolillos obtiene un ingreso de $2,600.00, por lo que sabemos que su ganancia será de $25.65 diarios:

Al comparar ambos casos, encontramos que en julio la panadería fue más productiva, al obtener $768.70 de ganancias diarias. Mientras que en agosto, desperdicia recursos y es menos productiva, por lo que obtiene menos ganancias: $25.65.

En este ejemplo, la diferencia entre las ganancias diarias de julio y agosto es de $743.05, pero podría ser de $7,500.00, $75,000.00 o incluso mayor, según el tipo de empresa de que se trate.

Tome en cuenta que en agosto, hablamos de ciertos recursos desaprovechados que derivan en una menor productividad y menores ganancias.

También podríamos hablar de diferentes recursos que probablemente hoy no son aprovechados al máximo en su empresa, entre otros:

Si todos los recursos se aprovecharan al cien por ciento en su empresa, usted tendría mayores ganancias que podría utilizar en beneficio de la propia empresa y de los trabajadores. Así, ganamos todos.

¡No lo olvide! Productividad es simplemente hacer más con lo mismo o lo mismo con menos; es hacer mejor hoy lo que no hice tan bien ayer y hacer mejor mañana lo que hoy hice bien.

¿Qué es la Productividad Laboral?

En el caso de la panadería, para el mes de julio observamos que para producir 1,500 bolillos se requería, entre todos los demás recursos, la mano de obra de siete trabajadores, incluidos cuatro panaderos, cajero, afanador y asistente administrativo. Esto significa que en promedio, se producen y venden 214 bolillos por empleado al día.

Pero en agosto, observamos que con los mismos trabajadores se elaboraron únicamente 1,300 bolillos, lo cual significa que en promedio, por cada trabajador se produjeron 186 bolillos al día en lugar de los 214 del mes pasado.

Cuando hablamos de productividad laboral, justamente nos referimos a la producción promedio por trabajador en un periodo. En el caso de julio, la producción promedio por trabajador fue de 214 bolillos y en agosto fue de 186 bolillos. En ambos casos, el periodo abarca un día.

La productividad laboral puede medirse a través de dos variables:

Si se tratara de una empresa comercial o de servicios, la lógica es la misma. En lugar de producción promedio por trabajador, hablaríamos de ventas promedio por trabajador o servicios brindados en promedio por trabajador en un periodo.

Conocer la productividad laboral de su empresa es fundamental para evaluar la eficiencia con la que trabajan las personas. Así, tendrá elementos para decidir si un trabajador merece un incremento salarial.

Lograr que su empresa incremente la productividad laboral constantemente debe ser uno de sus objetivos centrales.

  1. ¿Por qué es importante que las MIPYMES incrementen su productividad y su productividad laboral?

Si bien es posible argumentar de distintas formas los beneficios de incrementar la productividad y la productividad laboral, el ABC de los Indicadores de la Productividad publicado por el INEGI hace referencia a las siguientes razones:

Primera: porque la productividad provoca una "reacción en cadena" al interior de la empresa. Esto abarca una mejor calidad de los productos o servicios, mejores precios, estabilidad en los empleos, rentabilidad y permanencia de la empresa y mayores beneficios y bienestar tanto para los trabajadores como para el empresario.

Segunda: porque sólo con aumentos de productividad puede haber crecimiento para la empresa. Si una empresa quiere obtener mayores ganancias, lejos de incrementar los precios de los productos o servicios que vende, debe incrementar su productividad. Eso le permite reducir costos sin la necesidad de aumentar los precios y obtener mayores ganancias, como en el caso de la panadería.

Tercera: porque las empresas que son altamente productivas, pueden pagar mejores salarios sin afectar sus ganancias, lo que permite al empresario contar con los mejores trabajadores.

Cuarta: porque los inversionistas nacionales y extranjeros buscan colocar sus inversiones en países altamente productivos, lo que a su vez, se convierte en una gran oportunidad para las micro, pequeñas y medianas empresas.

Adicionalmente, debe considerarse que el incremento constante de la productividad y de la productividad laboral son condiciones necesarias para que las empresas incrementen su competitividad. Esta competitividad se refiere a medir y comparar la capacidad de su empresa respecto a las de su competencia y se logra al satisfacer a sus clientes con menores precios y mayor calidad.

Las empresas competitivas pueden vender sus productos y servicios no sólo en México sino en el extranjero, es decir, convertirse en MIPYMES exportadoras.

Asimismo, si bien la productividad y la productividad laboral son fundamentales para la permanencia y desarrollo de las MIPYMES, por sí mismas no son suficientes para tal fin. Es necesario que las MIPYMES sean altamente productivas y que estén formalmente establecidas para acceder a los beneficios de los programas de financiamiento, asesoría, apoyo y certificación que les ayudan a crecer.

Si un trabajador es más productivo que aquellos que realizan la misma función, es justo que reciba un mayor ingreso porque ese trabajador hace que su empresa gane más. Así, incrementamos la productividad y también la democratizamos.