Productividad Laboral con beneficios compartidos

Objetivo: Usted conocerá lo que significa fomentar el incremento de la productividad laboral con beneficios compartidos entre empleadores y empleados, así como lo que establece la Ley Federal del Trabajo (LFT) al respecto.

Nota: Este módulo tiene ligas que requieren conexión a Internet.

Productividad laboral con beneficios compartidos

A lo largo del tiempo en que usted ha dirigido su empresa, seguramente más de un colaborador le ha pedido un aumento salarial.

Probablemente, en la mayoría de los casos, usted no ha podido responder favorablemente, no porque ese trabajador no merezca el incremento de sueldo, sino porque las condiciones financieras de la empresa no siempre permiten otorgar incrementos de sueldo.

¿Qué pasaría si usted pudiera mejorar el ingreso de sus trabajadores, sobre todo de aquellos que realmente lo merecen, sin disminuir las ganancias que espera que su empresa genere?

Para lograr lo anterior, es necesario que usted tenga claro algunos aspectos básicos.

Si recuerda, en el módulo 1 hablamos del significado de la productividad y de la productividad laboral, dijimos que esta última se refiere a la producción promedio por trabajador en un periodo, es decir, a la cantidad o al valor de los productos o servicios que generan los trabajadores en determinado tiempo.

Para ejemplificar lo anterior, se trató el caso de una panadería cuya producción promedio por trabajador en julio de 2014 fue de 214 bolillos diarios.

También dijimos que una de las razones por la que es importante que las MIPYMES incrementen su productividad y su productividad laboral es porque las empresas que son altamente productivas pueden pagar mejores salarios sin afectar las ganancias de la empresa, lo que permite al empresario contar con mejores trabajadores.

Por lo anterior, es importante comprender que la productividad laboral con beneficios compartidos significa, de manera sencilla, que tanto patrones como trabajadores lleven a cabo acciones para incrementar la productividad y la productividad laboral de las empresas.

Cuando ese incremento se alcance y los trabajadores hayan contribuido; tanto patrones como empleados obtendrán beneficios. Esto se puede lograr a través de los programas de productividad como lo vimos en el módulo 3.

Por esa razón todas las empresas, incluidas las MIPYMES, deben implementar sistemas para determinar los incentivos, bonos o comisiones derivados de la contribución que hagan los trabajadores para elevar la productividad en forma y monto apropiados (Artículo 153-J fracción IX de la LFT).

Incrementar la productividad laboral con beneficios compartidos permitirá que su empresa genere cada vez más ganancias y que, al mismo tiempo, sus trabajadores reciban un mayor ingreso. Esto le dará la oportunidad de invertir para hacer que su empresa crezca y la posibilidad de contar con personal calificado.

Recuerde que así como usted siempre buscará que su empresa obtenga mayores ganancias, los trabajadores siempre buscarán mejorar su ingreso.

Si su empresa no incrementa la productividad y la productividad laboral, difícilmente los trabajadores podrán aumentar sus ingresos, lo que a su vez podría ocasionar que busquen otras opciones y que usted pierda buenos colaboradores.

A través de la productividad laboral con beneficios compartidos, ambos propósitos se lograrán: su empresa obtendrá mayores ganancias y los trabajadores obtendrán mayores ingresos.

No lo olvide. Para que los trabajadores asuman el compromiso de realizar acciones concretas para incrementar la productividad de su empresa, una buena estrategia es diseñar e implementar esquemas para que ellos reciban algún beneficio.

En el módulo 2, demostramos que conocer la productividad laboral de su empresa es fundamental para evaluar la eficiencia con la que trabajan los empleados.

Dijimos también que conocerla le permitirá contar con elementos para decidir si un trabajador, dada su productividad laboral, merece recibir un bono.

Para que usted cuente con más herramientas para determinar un esquema de incentivos adecuado, considere lo siguiente:

• Un trabajo digno es aquel en el cual el empleado tiene, entre otros aspectos, acceso a la seguridad social, percibe un salario remunerador, recibe capacitación continua para el incremento de la productividad con beneficios compartidos y cuenta con condiciones óptimas de seguridad e higiene para prevenir riesgos de trabajo (Artículo 2 de la LFT).

• Para elevar la productividad en las empresas, incluidas las MIPYMES, se deben elaborar programas que tengan por objeto, entre otras cosas, determinar en forma y monto apropiados los incentivos, bonos o comisiones derivados de la contribución de los trabajadores a la elevación de la productividad (Artículo 153-J de la LFT).

Las vacantes deben cubrirse por el trabajador que acredite mayor productividad, esté capacitado y sea más apto para el puesto (Artículo 159 de la LFT).

Con el fin de que usted pueda ampliar su conocimiento sobre este tema, puede consultar la LFT (Artículos 153-A al 153-X).

Al retomar nuestro caso de la panadería visto en los módulos anteriores, recordemos que las ganancias de la empresa en agosto, disminuyeron de forma considerable en comparación con las de julio.

Al saber esto, el patrón decide tomar una serie de medidas para incrementar la productividad (mantenimiento a la instalación de gas, capacitación para los trabajadores, control de procedimientos). Para comprometer a los trabajadores a la consecusión de los objetivos, determina a su vez desarrollar un programa de incentivos, paralelamente con las otras tareas que había establecido.

Todo programa de productividad debe prever un esquema de incentivos. Para el caso de nuestra panadería, consiste en que si los siete trabajadores logran aumentar la producción y venta individuales de los 214 bolillos diarios registrados en julio, a 240 para el mes de noviembre, se les repartirá el 30% de las ganancias adicionales. Para lograr esto, los trabajadores deberán alcanzar, al final del año, una producción de 5,642 bolillos adicionales al mes.

Recuerde que el tercer objetivo específico de productividad de la empresa, consistía en lograr una producción y ventas promedio por trabajador de, al menos, 240 piezas de pan al día. Al rebasar esta cantidad se cuentan con las condiciones para que tanto el patrón como los trabajadores, puedan gozar de los beneficios de la productividad laboral. De esta forma, ambos ganan.

Es importante destacar que la empresa decide cuánto y qué otorgar de beneficio (en efectivo o en especie), en acuerdo con sus trabajadores .

Ahora bien, recordemos que el precio de venta de cada bolillo es de $2.00, por lo que el incremento de ventas a 240 unidades diarias por trabajador (7) representaría ventas totales por $100,800.00 en noviembre y $104,160.00 para diciembre.

Dichas ventas, menos los costos totales, en el mes de noviembre, generarían una ganancia de $28,608.63, es decir, $4,778.64 más que en julio. Para el caso de diciembre, la ganancia sería de $29,665.58, es decir, $5,835.59 más, respecto a julio. Con los datos de julio, las ganancias ascienden a $23,829.99.

Los empleados, motivados y capacitados por la empresa, elaboraron con mejor calidad y mayor rapidez el bolillo.

Con esta mejora también pudieron hacer más bolillos por día. Por lo cual, la producción aumentó y llegaron a la meta establecida de elaborar 240 bolillos al día por trabajador.

Para diciembre, la producción y las ventas aumentaron a 286 bolillos diarios por trabajador, con lo que se superaron las expectativas. Esto generó que se tuviera una ganancia de $42,270.42, es decir, $18,440.43 más que en julio.

Como se había acordado, se repartió el 30% de las ganancias adicionales entre los siete trabajadores. Además, el patrón se dio cuenta de que esto no le había generado ningún costo extra, al contrario, le generó una mayor ganancia. Patrón y trabajadores resultaron beneficiados en una relación ganar-ganar.

La ganancia fue monetaria y además se tradujo en una mejor actitud de sus trabajadores y mejoró el ambiente laboral.

Los empleados, al ver que sus esfuerzos fueron recompensados y que hacer ganar a la empresa también los hace ganar a ellos, continuaron buscando la mejora de su desempeño y adquirieron mayor compromiso con la panadería.

Aparte de la repartición de las ganancias generadas por el incremento de la producción y de las ventas, el patrón decidió que era justo recompensar al trabajador que había demostrado mayor compromiso con la panadería. Por lo que determinó darle, además, vales de despensa y una ayuda extra para el transporte.

Recuerde, compartir los beneficios de la productividad no implica un costo para la empresa, sino representa una ganancia para todas las partes que están involucradas en el negocio.

Es decir, se trata de ser más productivos y de compartir los beneficios.