Buenas Prácticas para ser más Productivos

Objetivo: Usted conocerá la importancia de consultar buenas prácticas implementadas por otras empresas para mejorar e incrementar la productividad de su MIPYME.

Nota: Este módulo tiene ligas que requieren conexión a Internet.

Buenas Prácticas para ser más Productivos

Como sucede con todas las empresas, seguramente su MIPYME ha tenido diferentes problemas desde su origen. Solucionarlos cuesta tiempo, dinero y esfuerzo.

Incluso, es posible que en ocasiones, aunque usted y su equipo de trabajo hayan tenido la voluntad y la disposición para resolverlos, las acciones emprendidas no hayan sido suficientes.

Por ello, para incrementar la productividad de su negocio es importante que usted conozca qué han hecho otras empresas y sobre todo, cómo lo han realizado.

Diferentes empresas, entre ellas muchas MIPYMES, han tenido la necesidad de encontrar la forma de resolver ciertos problemas y lo han conseguido de manera exitosa.

Lo que esas empresas han logrado con el paso del tiempo, ha sido documentado, perfeccionado y publicado, ya sea por la misma empresa o por especialistas, lo que se conoce como buenas prácticas o mejores prácticas corporativas.

Las buenas prácticas son consejos, orientaciones, metodologías, herramientas y técnicas que guían a empresas como la suya, al mejoramiento de la productividad, la competitividad y el logro de beneficios para todos.

¿Qué pasaría si un empresario exitoso le contara qué problemas ha tenido su empresa y le explicara cómo los resolvió?

Seguramente la información resultaría muy útil y lo guiaría a la solución de algunos de los problemas de su empresa.

Conocer buenas prácticas de otras empresas nos ayudará a explorar soluciones que han demostrado ser exitosas. Evitaremos invertir tiempo, dinero y esfuerzo en llevar a cabo acciones cuyo efecto no necesariamente será el que buscamos.

Para explicar mejor lo que son las buenas prácticas, retomemos el caso de la panadería de módulos anteriores.

Recordemos que se había presentado un problema por falta de mantenimiento en la instalación del gas. Se detectó que este problema generaba fugas, la inadecuada temperatura del horno y riesgos de trabajo para los empleados.

Adicionalmente al mantenimiento que se realizo a la instalación del gas, se encontró que existen normas oficiales sobre los procedimientos adecuados para la correcta instalación y mantenimiento de los conductos de gas. Consultar la norma permitió tener una guía adecuada para la solución del problema.

Al mismo tiempo, se detectó que la baja en la venta de bolillo, ocurrida en los últimos meses, se debió también a que el producto era deficiente en comparación con el de otras panaderías.

Por otra parte se observó la falta de una buena actitud de los trabajadores para desarrollar sus actividades.

Después de comparar los bolillos propios con los bolillos de otros negocios, por experiencia propia se encontró que el problema estaba en la cantidad de levadura que se utilizaba para su preparación.

Posteriormente, se realizaron los cambios necesarios en la receta para aumentar la calidad del bolillo. Estos cambios positivos no hubieran sido viables sin la implementación de buenas prácticas, como a continuación se explica.

Para saber cuál es la cantidad adecuada de la levadura y de los otros ingredientes, se tuvieron que realizar pruebas hasta alcanzar la combinación adecuada de los ingredientes. A esto se le llama estandarización, que es realizar tareas y procedimientos siempre de la misma manera para hacer más eficiente a la empresa. Esto representa una buena práctica.

Cuando se les comunicó a los trabajadores el programa de productividad y la importancia de los beneficios compartidos visto en módulos anteriores, se les explicó la relevancia del trabajo en equipo. Es decir, la colaboración de todos los empleados de la empresa, así como el compromiso de cada uno de ellos enfocado al cumplimiento de un objetivo en común. Esto incluye también a quienes los supervisan, ya que son ellos quienes dirigen a los demás. Esto representa una buena práctica.

Al estar conscientes de la trascencencia de su desempeño en el trabajo, los empleados lograron entender que si alguno de ellos fallaba, toda la empresa fallaba. A partir de ese momento, cada uno de los empleados siguió los procedimientos establecidos para la preparación de pan y vigiló que sus compañeros también lo hicieran. Además, cuando algún compañero tenía un problema, otro lo ayudaba a resolverlo.

De esta forma observamos algunas buenas prácticas y su aplicación a los problemas específicos del caso de nuestra panadería, sin embargo, éstas pueden ser adaptadas de acuerdo a las necesidades de su negocio.

Otras buenas prácticas son:

• Utilizar la materia prima estrictamente necesaria y buscar el máximo reciclaje, ya sea de los sobrantes o de los desperdicios, es decir, eficiencia.

• El orden y acomodo de los objetos, herramientas, insumos o cualquier otro elemento que utilicen los trabajadores en su empresa es también de vital importancia. Hay que recordar que se debe tener un lugar para cada cosa y cada cosa debe estar en su lugar. Es decir, organización.

• El mantenimiento preventivo, en lugar del mantenimiento correctivo, ayuda a conservar en buen estado el equipo y maquinaria de la empresa sin incurrir en costos de corrección que generalmente son mucho más elevados que los de prevención.

La implementación de las buenas prácticas tendrá un impacto positivo y permanente en su empresa y además, le permitirá ahorrar tiempos de búsqueda de la solución de los problemas que se le presenten.

¡No olvide que una buena práctica lo conducirá a elevar la productividad!

Para que usted cuente con más información sobre buenas prácticas, es importante consultar diversas fuentes especializadas: expertos de la industria, analistas, asociaciones de profesionales, asesores, instituciones gubernamentales, etc., por lo que ponemos a su disposición las siguientes fuentes de consulta:

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC)

El IMMPC a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID) identifica y estudia las mejores prácticas y la relación que existen entre ellas.

Revista Mejores Prácticas Corporativas del IMMPC

La revista es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C., que tiene como objetivo generar propuestas sobre la adopción de las mejores prácticas aplicables a las empresas en México, alineadas a estándares internacionales.

Estos proyectos son producto del trabajo del Centro de Investigación y Desarrollo del Instituto y representan una alternativa viable para la solución de problemas empresariales.

Código de Mejores Prácticas Corporativas del Consejo Coordinador Empresarial

Los principios del Código de Mejores Prácticas Corporativas, del Consejo Coordinador Empresarial, van encaminados a establecer las mejores prácticas que contribuyan a una buena integración y el funcionamiento de las empresas. Éstas son aplicables a todo tipo de empresas, sin distinguir su tamaño, su actividad o su composición accionaria.

El Banco de Buenas Prácticas de Innovación Laboral (INNOVALAB) de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social

El Banco de Buenas Prácticas de Innovación Laboral (INNOVALAB) promueve el intercambio de información y de experiencias exitosas que por sus características, resultados e impacto son un referente en el ámbito laboral.

El INNOVALAB difunde casos seleccionados de las diversas ediciones del Premio Nacional de Trabajo y del Premio a la Vinculación Educación-Empresa.

Las empresas exitosas alguna vez comenzaron como usted. Tuvieron aciertos y errores, pero hoy tienen experiencias que contar a MIPYMES como la suya. Si usted conoce esas experiencias, seguramente evitará los mismos errores y logrará que su empresa sea cada vez más productiva. Lo invitamos a compartirnos sus buenas prácticas.